Nuestra Hisotria

El Origen.

El 13 de enero de 1864 ocurre un incendio que consumió totalmente la Gobernación, la Municipalidad y otras reparticiones, como asimismo algunas habitaciones particulares. Este hecho hizo que los osorninos pensaran la formación de una institución enfocada al combate de los siniestros.

Gracias al interés del gobernador que aquel entonces, don Adolfo de la Cruz, quien se hizo cargo de estas importantes funciones a fines de diciembre de 1864 y al entusiasmo de algunos vecinos, fue posible constituir una Junta Provisional, a la cual se le encomendó llevar adelante la organización del Cuerpo de Bomberos de Osorno.

El Gobernador de la Cruz preparó diversas reuniones para presentar los estatutos de esta nueva entidad. En una de sus tantas reuniones, se designó la Directiva de la Junta Provisional, la cual quedó integrada por:

Director

Sr. Adolfo de la Cruz

Secretario

Sr. Saturnino Barril

Integrantes

Los Señores:

- Francisco Geisse.

- Gideon Schwarzenberg.

-Francisco Herguth.

-Párroco Presbítero Antonio Barrientos.

- Ernesto Ewertz.

- Justo H. Geisse.

- Federico Lorca.

- Guillermo Schiele.

- Ramón Galo García Pérez Asenjo.

Primeros Pasos


Inmediatamente después de la fundación, se crearon dos secciones que funcionaban en forma independiente. Esto se debió a que los alemanes que ingresaron a Bomberos, en su mayoría no conocían bien el idioma además del sesgo cultural propio de personas recién llegadas a estas tierras. Los primeros tenientes de Sección que tuvieron las unidades en referencia, que pertenecían al Directorio General y que también recibían el nombre de Bomberos de Asistencia, fueron: don Ramón Galo García Pérez Asenjo para la sección Chilena y don Georg Aubel Albrecht para la sección Alemana. Ambos tenientes ocupaban el cargo que hoy conocemos como Capitán de Compañía.

Estas secciones estaban compuestas por 37 vecinos de ascendencia alemana, y 26 ciudadanos chilenos, los cuales, al inscribir sus nombres en la primera página de registro de voluntarios, son considerados voluntarios fundadores de la Institución.


Nuestro Numero


El 11 de noviembre de 1867, considerando la mejor convivencia para la joven institución, las dos secciones se transformaron en compañías, dejando a la suerte la respectiva numeración.

Existen dos versiones sobre la obtención de los números por parte de la Primera y Segunda Compañía.

La primera, descrita en el periódico de la época, cuenta que una moneda de un Real de esa época, fue lanzada al aire, quedando los chilenos con el Numero I y los alemanes con el Numero II.

La segunda versión es la que se transmite de boca en boca por las generaciones bomberiles y cuenta que en esos años, los voluntarios de ambas secciones jugaron a los dados, obteniéndose así la numeración correspondiente a la Bomba I y Bomba II.

C0FA6C4C